¡Este negro que nunca deja de ser negro! Pávula en la aurora
Escrito por Khaoula Slim   
Miércoles, 04 de Agosto de 2010 23:37

Me han alabado el cerro y su alteza

                            El mundo y su belleza

Me han hablado de los ruiseñores cantando

                             De las mariposas paseando

Me han elogiado el mar y sus olas

                              El prado y sus amapolas

Me han plasmado el sol y sus rayos

                                La madrugada y los gritos de sus gallos

Mas de todo esto sólo conozco los nombres

Todo este universo me parece algo vago

Cada día estoy agonizando

Cada vez que abro mis ojos me estoy ahogando

Mi vida es un camino peligroso que no se agota

Mi vida es un sigilo ominoso que no se descifra

El báculo es mi único guía

aún en la claridad del día

Quise fuertemente superar esta pesadilla

Pero mi alma resultó impotente y fría

La apertura de mis ojos es una desesperación que no cesa de arrancarme

Es un dolor que no cesa de tajarme

De niñez , los niños estaban jugando con el balón

Mientras estaba sentando en un rincón

 

De todo el juego sólo escucho el jaleo de los niños

Para aliviar mi aflicción mi madre me decía

Que cuando creciera todo se trocaría

Los niños son así, no pueden ver bien porque tienen pequeños ojos

Vivía dando esperanza en el futuro

Pero sigue acompañándome el oscuro

Mis niños están creciendo

y mi esperanza está disminuyendo

Mi mayor desolación es que no puedo contemplarles

Y aún más nunca puedo confesarles

¿Me dicen por qué no juegas con nosotros?

¿Por qué no nos diviertes como a los otros?

Una ola gigantesca de desesperación

Está pudriendo mi respiración

De todo esto , me hiere el recuerdo del matrimonio de mi única hija

Me han descrito su vestido blanco y largo

Me han dicho que es como la paloma gallarda y alzada

Me pregunté ¿pero cómo es la paloma ?

Me han dicho que es blanca como la nieve

Me pregunté ¿pero cómo es la blancura ?

¿Cómo puedo yo imaginarla si todo lo veo negro ?

La blancura,¿ es este negro que nunca deja de ser negro ?

¿Es este negro que aparece cada vez que abro mis ojos ?

El tiempo sigue pasando

Y mi extravío sigue amplificando

Hasta que un día cuando estaba  en un prado paseando

Y la serenidad lo estaba rodeando

Escuché un trino tan cariñoso

De un pico tan afectuoso

Mi corazón sediento empezaba a latir

Frente a un dulce sentir

La voz estaba aproximándose y algo se ponía sobre mi rodilla

Lo tocaba con mucha alegría

Era un pájaro con plumas más suaves que la seda

Estaba llevando con esmero una rosa

De una fragancia tan portentosa

Su olor resucitó mi júbilo cuajado

Y desamarró mi aliento alienado

Miré con un alma muy esperada

Hacia una estrella muy elevada

Agradecí a Dios con una lágrima mortificada

Y dije «  este mundo nunca ha sido sólo una mirada »