La enseñanza del español en Túnez
Escrito por Asma Souissi y Hejer Sadfi   
Miércoles, 04 de Agosto de 2010 23:47

La enseñanza de español en Túnez empezó por decreto del Ministerio de Educación Nacional en 1956.

El primer profesor del español en Túnez fue Don José Mateo Sastre en el instituto del bardo “Khaznadar”.

En los años 60 el español fue introducido en el instituto “Aloui”.

En 1975 empezó la enseñanza del español en la Universidad de Túnez. Con la reforma de 1989 del Ministerio de Educación se hizo del inglés una lengua obligatoria y del español como la tercera lengua extranjera optativa y se incrementó tanto el número de profesores como de alumnos, que no ha dejado de aumentar: en 1992 había sólo 17 profesores  (entre los cuales estaban el señor Taha Driss, Hedi Ouesleti y Faouzi Kamoun), en 2006 el número alcanzó 200 profesores; alumnos 35.000, y en 2010 el número de profesores aumentó hasta llegar a 330 según nos indica el señor Taha Driss.

En la actualidad hay ocho instituciones universitarias que imparten clases de licenciatura de Filología Hispánica y la licenciatura en español aplicado.

La más antigua es la Facultad de Letras de  La Manouba; en la que el departamento de español se inauguró en 1976, y luego el Instituto Bourguiba de Lenguas Vivas “Bourguiba School”, actualmente llamado el Instituto Superior de Lenguas de Túnez (ISLT) situado en Cité la Khadra, cuyo departamento de español comenzó a trabajar en 1998.

Para promover España en Túnez y dar la posibilidad a los estudiantes de conocer la cultura española, el Instituto Cervantes en colaboración con el Ministerio de la Cultura Tunecina ha consagrado el mes de abril a manifestaciones típicamente españolas. Por eso hubo un ciclo de Luis Buñuel con películas como El Perro Andaluz, Viridiana, y otras. Y un taller de poesía aljamiada que fue fenomenal (son obras escritas en español con grafías del alifato árabe). Además también un taller de micro relatos para aprender a escribir historias con el mínimo de palabras posibles, y otro de lenguas y dialectos. Por otro lado, hubo una obra de teatro el 16 de abril en el “Centro Cultural Bir Lahjar“ también hubo un taller de juegos populares y un concierto de un grupo de flamenco que fue maravilloso “Jerez Texas” el 24 de abril del mismo mes.

Como no tenemos la ocasión en Túnez de disfrutar esto, gracias a estos actos tenemos la posibilidad de aprender y divertirnos al mismo tiempo.

Y todos estos esfuerzos que en los últimos cincuenta años  hemos realizado en nuestro pais, son pruebas del amor y de la importancia de esta lengua para los hispanistas tunecinos.

Y no debemos olvidar que España es un país rico en patrimonio cultural, por eso encontramos una multitud de monumentos entre ellos la gran mezquita y la Medina Azahara  de Córdoba, la Alhambra en Granada,  la Sagrada Familia en Barcelona , y el Castillo de Gornaz en Soria  . Además, el país tiene la fama de ser muy  divertido con su ritmo muy relajado y su gastronomía muy rica y sus fiestas que se celebran en las calles, especialmente, después de los éxitos de la rojigualda en la Copa del Mundo, los de Rafael Nadal en Roland Gaross, y lo de Alberto Contador como triple campeón del tour de Francia.